Estudios de Geomarketing

Hasta hace no mucho el Geomarketing era un gran desconocido para la mayoría de las empresas en nuestro país. Sin embargo, ahora no hay empresa que no sepa lo que es y que bien ya se beneficie de sus enormes posibilidades, o bien esté pensando en invertir parte de sus presupuestos en entrar en el mundo del GIS.

En Geotáctica hemos visto nacer el Geomarketing, con más de 25 años a nuestras espaldas participando activamente en su desarrollo y evolución, creando infinidad de nuevas aplicaciones y funcionalidades parra que cada vez sea más útil a las empresas. Aún queda un largo camino por recorrer, pero la evolución en los últimos años ha sido enorme, tanto en funcionalidad, como en calidad y disponibilidad de datos y número de usuarios.

¿Qué es el Geomarketing?

Una de las definiciones más escuetas pero no por ello menos ejemplar es la de que es una disciplina que aporta información para la toma de decisiones de negocio apoyadas en la variable espacial.

Si nos basamos en el nombre, está formado por “geo” y “marketing”, por lo que podríamos decir que se trata de planificar y ejecutar acciones de marketing basándonos en elementos geográficos.

Por tanto las acciones de marketing serían el resultado del estudio y análisis de los elementos geográficos (clientes, puntos de venta, competencia, etc..)

Además es muy importante que interrelacionemos todos esos elementos geográficos entre sí, ya que el valor que obtendremos será mucho mayor que el valor de cada uno de ellos por separado.

Perfil de usuarios

Las empresas que más lo demandan son aquellas que tienen elementos geográficos que situar en un mapa, ya sean clientes, puntos de venta, datos sobre competencia, sucursales, agencias u otros. Cuantos más elementos geográficos tenga a su disposición mayor será la bbdd geográfica y mejores serán los resultados.

Por eso los usuarios mayoritarios son empresas de cadenas de distribución, empresas de buzoneo, franquicias, entidades financieras y de seguros, gran consumo, retail y otros.

¿Para qué utilizamos el Geomarketing?

Una vez hemos definido nuestra base de datos geográfica (direcciones de nuestros centros, localizaciones de clientes a través de tarjetas de fidelización, direcciones IP o similares, localización de competencia a través de fuentes de bbdd externas, etc) podremos volcar todos esos datos en un mapa digital para llevar a cabo acciones de marketing de diversa índole, por ejemplo:

  • Analizar nuestro cliente objetivo.
  • Optimizar nuestras acciones de buzoneo.
  • Ajustar el producto que ofrecemos a cada zona.
  • Generar áreas de influencia de nuestros centros.
  • Crear áreas de exclusividad de marketing para evitar el canibalismo.
  • Repartir de forma eficiente a nuestros comerciales.
  • Elegir vallas y anuncios urbanos en base a criterios poblacionales y de target específico.
  • Conocer mejor a nuestra competencia.

¿Quieres saber más?

¡Envíanos un mensaje!